Lo que nadie dice del feminismo a ultranza

Feminismo y machismo...la misma vainaPublicado en la edición 23 del Quincenario “Encuentro”. Arequipa – Perú

Renato Sumaria del Campo

En mayo de 2008, Crystal Dixon, fue despedida de la Universidad de Toledo (Estados Unidos) por cuestionar el estilo de vida homosexual y explicar el porqué no estaba de acuerdo con que los “derechos homosexuales” no pueden ponerse al nivel de la lucha por los derechos civiles de los ciudadanos de raza negra en la tierra del tío Sam. Dixon se declaró cristiana. No tuvo defensa feminista.

Casos como el de esta profesional norteamericana abundan en el mundo entero. El mensaje parece ser claro: mujer que no piensa como la mayoría de grupos feministas contemporáneos no será reivindicada. Lo que lleva a preguntar si para el feminismo de hoy en día, todas las mujeres son iguales.

Para el especialista mexicano, Jorge Enrique Mujica (diplomado en estudios sobre mujer, cultura y sociedad) el feminismo laicista “no tolera la voz de aquellas que defienden y están abiertas a la vida, de las que se dicen creyentes, de las que se entregan y donan en la familia, de las que saben compaginar, sabia y valiosamente, maternidad, matrimonio y vida profesional; las estigmatizan y minusvaloran; su voz no cuenta”.

La Dra. Cristina Hoff Somers, ex militante feminista y ex profesora de filosofía en Clark University (Massachusetts) coincide con este concepto y asegura que “el establishment feminista actual tiende a tener una visión negativa de las mujeres con convicciones religiosas y centradas en la familia”.

Para Hoff Somers, el feminismo contemporáneo comete errores fundamentales que lo hacen insostenible. Este concepto fue desarrollado en el marco de una conferencia magistral realizada hace algunas semanas en el American Enterprise Institue.

En primer lugar, la especialista remarcó que se trata de un feminismo victimista. “Se centran en nuevos casos -a menudo inventados- en que la mujer se puede considerar oprimida o subordinada al varón”, asegura.

Además -sostiene Somers- “el movimiento feminista contemporáneo está perjudicando la noble causa de la emancipación de las mujeres al menos de tres modos. Primero, tiene una visión muy negativa de los hombres; segundo, exagera desaforadamente la opresión que dice sufren las mujeres; y tercero, se adhiere dogmáticamente a la idea de que hombres y mujeres son esencialmente iguales”.

Esta profesional resalta en los grupos feministas una “temeraria indiferencia por la verdad”. “Hemos encontrado una gran masa de información descaradamente falsa. Es más, las feministas que difunden estadísticas falsas creen que son ciertas. Esto ayuda a explicar su antipatía a críticos como yo y su alarma ante la masculinidad”.

En Arequipa, Gail Linares, coordinadora del Centro de Ayuda para la Mujer y especialista en consejería a mujeres con embarazos inesperados, sostiene que el feminismo desorienta a la mujer y la aleja de sí misma: “El aborto, el divorcio y toda la corriente de pensamiento que difunde el feminismo lleva a que la mujer se autodestruya. He estado en varias reuniones feministas y lo que encuentro es un socialismo mal hecho y un feminismo mal entendido”.

QUÉ BUSCAR PARA LA MUJER

A través de su observador permanente ante la ONU, la Iglesia no ha cesado en plantear que “la búsqueda legítima de la igualdad entre hombres y mujeres ha alcanzado resultados positivos en el campo de la igualdad de los derechos. Esta búsqueda supone ser conscientes de que la igualdad acompaña y no pone en peligro, y mucho menos contradice, la diferencia y complementariedad entre hombres y mujeres. Sin este reconocimiento, la lucha por la igualdad no sería auténtica”.

En tal sentido, propone que la “potenciación de la mujer”, significa “afrontar las prácticas discriminatorias que excluyen a las mujeres de la toma de decisiones, con frecuencia causadas o agravadas por discriminaciones basadas en la raza, etnia, religión o posición social de la mujer”, pero también que la educación “sigue siendo la herramienta fundamental en la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres y en la potenciación de las mujeres para contribuir plenamente a la sociedad”.

Para la profesional arequipeña, Gail Linares, estas palabras no hacen sino confirmar lo que a través de su experiencia ha percibido como una necesidad urgente de las mujeres de este tiempo: “Lo que las mujeres necesitamos es educarnos en nuestras necesidades, formarnos; pero en función a la verdad”.

“Yo creo en algo muy importante: la mujer que se conoce a sí misma adquiere la autoestima que necesita para enfrentarse con seguridad a las dificultades de la vida. Quien no tiene esto, puede ser fácilmente manipulada por criterios feministas”.

Anuncios

15 Responses to Lo que nadie dice del feminismo a ultranza

  1. coneja dice:

    sucio machista intolerante fascista fundamentalista……viva el feminismo carajo!!!!!

    • Estimada coneja:
      La verdad que no sé quién rayos sea usted. Pero si es que existe y es feminista, forma parte del grupo de mujeres que con su actitud confirman lo que dice la nota. ¿Por qué se pican así?

  2. cambiosocialya dice:

    Como suele decirse, se pican porque ajos comen.

  3. KaefShi dice:

    Situemos las cosas en su sitio: el feminismo es una teoría crítica, y como tal requiere el esfuerzo de mentes críticas capaces de autocuestionarse (esto debería significar que personas totalmente aferradas a un dogma deberían autocuestionarse su dogma y, el propio feminismo, debe siempre pretender no caer el mismo en dogmatismos). Ahora bien, el feminismo también es un movimiento social, con unas luchas específicas interesadas en promover la justicia social. Esto tiene su historia detras, y estas luchas compartidas tienen sus explicaciones. Las mujeres, aunque no seamos una minoría (somos la mitad de la población) debemos apoyar a todos aquellos grupos que son minoritarios y están igualmente oprimidos por una sociedad homogeneizante, que sólo admite un único patrón humano: hombre, blanco, heterosexual. Las mujeres nos encontramos igualmente dentro de estos grupos minoritarios (de LGTB, inmigrantes, etc.), siendo doblemente o triplemente discriminadas. De ahí un apoyo común necesario. De ahí en adelante, bienvenida sea la diversidad de las mujeres, como siempre será. Queremos igualdad, pero en clave de equidad. Y el feminismo supone enfrentarse a esos mensajes de las instituciones del poder que desean imponer su visión de las cosas, historicamente el feminismo surge por esto. Sea usted quien sea ¡¡¡DEJE DE HACER DEMAGOGIA SOBRE EL FEMINISMO!!!

  4. KaefShi dice:

    En cuanto a la Iglesia…

    Al igual que con respecto a muchos otros cambios sociales, la Iglesia no tiene ya más remedio que aceptarlos. Si yo se viera obligada a ello, ¿creen realmente que lo haría? Las religiones son dogmaticas, más cuando están institucionalizadas, y si se cambian demasiado acaban desmoronándose. ¿Qué religión con normas flexibles conocen?… Bueno, y la Iglesia católica, si realmente está de acuerdo con la igualdad entre hombres y mujeres, ¿por qué no permite que las mujeres sean también mensajeras de la palabra de Dios? Que sean obispas, curas… por poner un ejemplo del machismo y sistema patriarcal de la iglesia católica… La Iglesia hace demagogia para que todo se quede igual, y reproducir el mismo sistema!!! Para la iglesia los bebés intersexuales (ni hombre ni mujer) son monstruos… pero, ¿no es todo ser vivo una creación de Dios? ¿No ama Dios a todos los seres vivos tal y como los creó?… anda, que la Iglesia SE CONTRADICE DEMASIADOOOOOO

  5. KaefShi dice:

    He ido leyendo este texto por trozos, y la verdad es que cada trocito que leo más indignada acabo. Creo que las personas que aquí hacen comentarios sobre el feminismo, o bien están muy sacadas de contexto, o bien no tienen ni idea. A ver, ¿Cómo va a perjudicar el feminismo a la emancipación de la mujer? Estamos locos y locas o qué??? Sin el feminismo ´las mujeres no tendrían las posibilidades que tienen ahora en algunos países. Que no en todos… Son instituciones como las religiosas, creadas por hombres en su propio beneficio, las que entorpecen la emancipación de la mujer. Siempre ha sido así, lease la historia, por favor… Claro que hay diversidad de pensamiento, y muchas discusiones intelectuales dentro del movimiento feminista, hay mujeres de partidos de izquiedas, de derechas, creyentes, no creyentes… Como feminista, yo no puedo cuestionar el derecho a ninguna persona a ser o no creyente. Sin embargo, sí puedo cuestionar en base a estudios y teoría fundamentada el hecho, por ejemplo, de que pueda decirse que la homosexualidad es una enfermedad. Al menos en Europa ni siquiera las feministas conservadoras, de derechas, piensan ya así, gracias a dios. ¿Qué es la verdad? La Iglesia, por ejemplo, se basa en la FE, no en la verdad. La ciencia en datos empiricos… pero reconociendo que la verdad no existe. Por favor, cuente con los avances de este siglo XXI en sus argumentaciones, que no estamos en la Edad Media…

  6. Coincidiendo con el punto de KaefShi y parafraseando a la misma señora Linares, creo que un hito en “la potenciación de la mujer” sería que puedan ejercer los mismos derechos que los hombres en la iglesia.

    Este tema amerita que entrevistes a feministas locales (y organizadas) para balancear las cosas, no conosco a ninguna pero merecen opinar sobre el caso con el que iniciaste el post.

  7. Hola. Creí que este post era parte del pasado, pero me alegra que sus comentarios lo resuciten.
    Yo concuerdo con que la lucha por los derechos de las mujeres debe ser constante y permanente. Afincada siempre en el respeto por la dignidad humana y los deseos válidos de realizarse personal y profesionalmente. Repudio los abusos y los maltratos. Adhiero a las causas que empujen a que la discrminación por sexo (por sexo y no por género) sea abolida de una vez por todas.
    El problema, para mí, no está allí sino en decir que el feminismo, tal y como lo conocemos hoy en día, es un valor importante para la sociedad. De saque, es casi una cachetada a la naturaleza humana decir que hombre y mujer son iguales, cuando hay evidentes diferencias desde las capacidades físicas, pasando por estructuras psicólógicas y llegando a las disposiciones interiores. Nadie es mejor ni peor. Somos diferentes y valemos por igual.
    Me parece que el feminismo actual sí expresa un desprecio por lo masculino y si no es así, muy poco se han esforzado por darlo a conocer. Me parece que el feminismo victimiza a la mujer (con esto no se niega la gran cantidad de abusos, asesinatos y maltratos que se cometen, que deben ser detenido de inmediato) poniéndola como recepetora permanente de injusticias no importa si éstas son ciertas o no. Creo que buan parte del discurso de KaefShi confirma ésta postura.
    Además, que el feminismo reniegue del don de la maternidad en cuanto tal, me parece de las cosas más reductivas que tiene.
    Finalmente, su cerrada defensa al asesinato de inocentes en el vientre de la madre, hace de este movimiento una corriente desorientada y distorsionada, que recibe donaciones a montón y que lucha por establecer su propia agenda a costa de los derechos de la mujer.
    Nuevamente, insisto en que el problema no está en las expresiones sociales ni lo bonito que puedan sonar sus motivaciones. El problema está en el fondo. Hay que rascar la olla y darse cuenta que lo que nació como una lucha por los derechos de la mujer, se ha convertido en una agenda que, en muchos puntos, más bien atenta contra ella.
    Finalmente, concuerdo con Diego en el sentido de que se debió preguntarle su opinión a una feminista arequipeña, pero al igual que él, no conocemos a ninguna en Arequipa y buscando buscando, no encontramos (espero que no se diga que no se les conoce a las feministas arequipeñas por culpa de los hombres. Ja.)
    saludos y gracias por detenerse a comentar este blog.

  8. casillas dice:

    me caen mal las feministas

  9. KaefShi dice:

    Hola otra vez, también veo muy bien que se discutan estos temas, porque creo que existe bastante ignorancia sobre el asunto. Primero, existen diferentes tipos de feminismo, no se puede generalizar. Es un movimiento que implica diversidad, porque somos muchas mujeres y todas somos diferentes. Existe un feminismo de la igualdad, pero si lee cualquier manual básico sobre los tipos de feminismo que hay verá que el feminismo de la igualdad NO dice que hombres y mujeres tengamos que ser iguales. Afirma que aun siendo diversos debemos tener igualdad de oportunidades en la sociedad (se habla de igualdad de deberes y derechos). Le recomiendo un muy buen libro: Nuria Varela (2005): Introducción al feminismo. Aquí podrá ver qué es el feminismo, su recorrido histórico, lo rica e interesante que son las teorías críticas feministas. Por otro lado, también existe un feminismo de la diferencia, que justamente proclama la defensa del concepto de maternidad. Pero estas son discusiones de lo que se llama la “Segunda Ola” del feminismo, y ya vamos por la tercera, así que le estoy comentando cosas teoricamente ya superadas (al menos desde mi punto de vista). Saludos

  10. KaefShi dice:

    Otra cosa, estoy totalmente de acuerdo con Diego de la Cruz. Creo que sería una forma de modernización lógica por parte de la Iglesia Católica reconocer su actual elitismo y jerarquización fundamentada en el patriarcado y cambiar… pero eso también haría pedazos a su propio dogma, lo cuál lo hace imposible. Si le Iglesia Católica (que no la fé cristiana) permitiese que las mujeres fuesen libres y tuviesen igualdad de oportunidades con respecto a los hombres se desmoronaría por completo.

    • No soy vocero del Vaticano. Solo sé que la Iglesia se moderniza en continuidad. La iglesia no se guía por el feminismo sino por el evangelio. Más bien, creo que sería sano que el movimiento feminista se deje guiar un poco por la Doctrina Social de la Iglesia y allí si, el feminismo tal cual lo conocemos ahora, desaparecería y daría paso a un colectivo que verdaderamente luche por los derechos de la mujer.

  11. natalia dice:

    yo creo q la igualdad tiene que darse frente a todo no podemos permitir en una sociedad opresiones como los hace la iglesia catolica renuevese o no, no van a permitir una mujer cura demostrando co este hecho su estupida contradiccion…es verdad q un hombre es diferente a una mujer fisicamente pero eso no justifica q no nos den las mismas oportunidades…buscamos la igualdad y luchamos por ella aunque personas como ud (renatosumaria)desacrediten lo que hacemos teniendo como base un analisis muy anticuadoo…

  12. Atenea dice:

    Interesante tema, no se puede negar que el feminismo ha hecho una labor positiva a la hora de conseguir derechos que antes nos eran vedados a las mujeres, pero tampoco se puede negar que hay sectores feministas que son sumamente radicales, a tal punto que algunas ya ni creen que deban existir las familias y eso me parece francamente aterrador. Pero solamente lo he visto en algunas pocas, tal como dice una de las comentaristas no hay una sola idea de feminismo hay varias.

    Pero por el hecho de luchar por derechos básicos de las mujeres y de los colectivos homosexuales, no quiere decir que no se pueda cuestionar que tienen puntos negativos.

    No se puede negar que en la actualidad una mujer que solamente desee casarse y formar una familia sea mal vista y hasta se la tilde de sumisa, olvidando que en estos tiempos (al menos grandes ciudades) los matrimonios ya no son arreglados, ahora casi todo el mundo se casa por amor. Pareciera que ya nadie se detiene a pensar que esta mujer eligió una vida hogareña porque en realidad le nace. Yo hace meses pensaba lo contrario, seguramente hubiera opinado como las comentaristas de más arriba, pero ahora me planteo las cosas de un modo algo distinto, creo que me estaba volviendo algo dogmática.

    Después de todo el feminismo se supone que se trata de DECIDIR no de IMPONER. Ni el feminismo, ni la religión son negativos en esencia, lo que pasa es que entre los miembros de ambas ideologías siempre se cuela algún fanático/a con ideas opresivas y eso inspira rechazo en los demás.

    Pero dirán ¿Qué tienen de opresivas las feministas? no digo que lo sean totalmente, pero si en parte, sobretodo las más radicales, prácticamente se impone que toda mujer debe seguir un modelo para ser independiente y si decide quedarse en casa no será independiente ¿Por qué? si la independencia se basa en DECIDIR no en que TODAS sean universitarias ni que TODAS sean amas de casa, cualquier decisión que se tome en la vida debe ser respetada, si una mujer DECIDE ser virgen hasta casarse ¿Cuál es el problema? igual si una mujer DECIDE tener una vida sexual activa con varios hombres, tampoco tendría que ser juzgada, pero esas mismas mujeres que piden respeto por su vida sexual activa no dan respeto a la que decide estar con un sólo hombre, se burlan de ella, ahi también existe dogmatismo, porque dicen que una mujer vale por su inteligencia no por su vida sexual, pero juzgan a quien no la tiene, y no digan que no porque he visto casos asi.

    Asi que si, el feminismo tiene errores y contradicciones no sólo las religiones. Tampoco las feministas son seres intocables, las que se enojan, ¿Qué quieren que repitamos si, si a todo lo que dicen? tienen cosas buenas, eso es verdad, pero también errores y si los hay creo que tenemos todo el derecho de analizarlos asi como Uds. analizan al milímetro cada paso de la iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: