El cierre de edición

La rotativa, el aparatejo que nos apura siempre.

La rotativa, el aparatejo que nos apura siempre.

Estoy en pleno cierre de  edición y siento que no terminamos nunca. Apurado, posteo esta columnita que escribí en otro blog, el año pasado.

Las universidades que enseñan periodismo en Arequipa deberían tener un curso específico que se llame “Cierre de edición”.
Anoche -más o menos a las nueve-, paciencia era lo que menos teníamos. Se colgó el programa de diagramación, un columnista mandó el artículo tarde y con más caracteres de lo esperado, el fotógrafo no llegaba de la Plaza de Armas, no terminábamos de discutir el editorial, el título de la página 7 no nos convencía, la coma del primer párrafo de la 8 generó un debate, la información complementaria de la 11 estaba incompleta, se volvió a colgar el programa, nos quedamos sin Internet, llamamos al columnista para que reduzca su artículo, se acabó el café, salió la primera hoja y tenía más errores que la vida de un infiel, el columnista no redujo mucho su artículo, encima el otro escribió bastante, la otra se mandó con todo y la foto de la 5 que no cargaba, el tramado del reportaje no pasaba a PDF y yo quería tener a alguien que me diga como miércoles hago entrar ‘violento Mayo del 68’ en un título a 3 columnas. ¡Por fin! Llegó el fotógrafo ¿Alivio? Pamplinas. Nunca es un alivio. Estos siempre te traen 100 fotos y tienes que elegir 6.
Doce de la noche: ¡Acabamos de diagramar! Nos vamos ¿a casa? No!!!! Aún somos parte del proletariado que vive a expensas de la rotativa de otros. Al diario a imprimir. A pasar todo a otra plantilla y a filmarlo. Dos de la mañana, al fin, terminamos. Sólo quería irme a casa, que mi esposa me de un beso y me haga dormir. El premio: trabajamos para que nos lean. Si no vemos el periodismo en la categoría de “servicio al prójimo”, entonces no tiene sentido.

Mi amigo personal, excelente profesional y mejor persona, Gastón Neffen, colgó ésto en un blog que tiene olvidado y alguna vez lo publicó en el diario argentino para el que trabaja, no sin antes hacerle unas ligeras modificaciones. Nada sustanciales, por cierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: