Rocío Gonzáles: la “rehabilitada” congresista que robó luz

29 septiembre 2009

59930Ayer nomás la justicia peruana decidió que la congresista Rocío Gonzáles, más conocida en el argot politiquero como la parlamentaria “roba luz”, ya está rehabilitada del delito de hurto agravado por el que fue sentenciada.

El Quinto Juzgado Penal liquidador de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, ha dicho que la Gonzáles ya cumplió la pena, mostró buena conducta, pagó la indeminización a la que fue sometida y no volvió a cometer delito; por ende, se le han retirado todos los antecedentes penales. Lee el documento completo AQUÍ

Gonzales Rehabilitada 3

¿Se salvará del desafuero? No lo sabemos, pero esta joyita, además de robar luz, le ampayaron el cobro indebido de una pensión de invalidez. Que hablen los abogados.


César Hildebrandt en Arequipa: “He sido mañosamente concesivo con la izquierda”

28 septiembre 2009

cesar hildebrant web ok 1Algo repuesto de mis males renales fui, el sábado por la noche, a la Feria Internacional del Libro de Arequipa para ver la presentación de “Cambio de palabras” , una publicación del periodista César Hildebrandt.

Eduardo Ugarte era quien lo entrevistaba. En un momento del diálogo, le solicitó una respuesta sobre los errores cometidos a lo largo de su carrera periodística. Lo que dijo Hildebrandt, me llamó la atención: “He sido mañosamente concesivo con las posturas de izquierda y de centro izquierda”. Previamente, en el contexto de la misma pregunta, aclaró que no podía ser neutral con la derecha.

Me quedé con la frase para darle algo de vueltas luego. Y es que me paso la vida pensando si el periodista puede abstraerse de sus propias ideas y generar algo neutral. Aún no tengo respuesta, sin embargo, he reafirmado mis posiciones: Prefiero mil veces un periodismo hecho desde una línea editorial clara (cargada de la postura ideología o doctrinal que quiera quien dirige el medio), antes que el ejercicio cínico de una prensa que se dice neutral y te mete contrabando ideológico (de derecha o izquierda) en todas sus noticias. Al menos Hildebrandt dice la verdad sobre dónde está parado ideológica e intelectualmente. Y quizá sea esa una de las la mayores virtudes que deba buscar un periodista en estos días de postmodernidad.


Consulta popular en Tía María

28 septiembre 2009

07Perú.21 tuvo la nota previa a la consulta popular para el proyecto minero Tía María, en Islay. Gessler Ojeda informó que detrás de todo estuvieron políticos, radicales de izquierda y dirigentes sociales.

La organización de todo el proceso está en manos del presidente del Frente de Defensa del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Pepe Julio Gutiérrez Zevallos, quien fue candidato a la alcaldía en las elecciones pasadas e integrante del comité de revocatoria que intentó sacar del sillón municipal a Juan Guillén en 2008. Paradójicamente, su ex rival, actual alcalde de Cocachacra, fue quien convocó el referéndum.

Lo mismo pasaba en Mejía, Punta de Bombón y hasta en el mismo Mollendo. Estaba cantado que Southern iba a perder. Como así ocurrió:

En medio de un ambiente pacífico y cordial, ayer se desarrolló la consulta vecinal en la provincia de Islay, rechazando la población con un 96% el uso de las aguas subterráneas y superficiales del río Tambo así como la ejecución del proyecto minero Tía María.

Lo de ayer fue solo la consecuencia de un pésimo manejo comunicacional del problema. La minera no debió permitir que se realice la presentación del estudio de impacto ambiental, un día después que su jefe de relaciones públicas le dijera “improvisado” al alcalde de Cocachacra.

Dos días antes de la consulta, Juan Manuel Guillén fue claro: Oponerse a la minería es oponerse al canon que luego van a reclamar los mismos alcaldes. Según Peru.21, este asciende a unos 50 millones de soles sólo para el distrito de Cocachacra. La inversión total de Tía María es de unos 900 millones de dólares y generará 400 puestos de trabajo fijo durante los 18 de operaciones.

A la consulta popular solo asistieron 12 mil de 33 mil electores habilitados y no contó con la participación del JNE y la ONPE. En fin, igual la votación fue abumadoramente mayoritaria hacía un lado de la historia. La cosa se pone cuesta arriba para la inversión de Southern. No me parece que esta historia haya tenido un final feliz. Es más, no me parece que haya tenido un final.


Cálculo renal

26 septiembre 2009

renalTengo cálculos renales. Estoy tomando aguita de cebada (hecha especialmente por mi paciente, amorosa y gentil esposa) y me han recetado algunos medicamentos para terminar de sacar las piedritas que puedan haber sobrevivido. Análisis de orina, calcio, fósforo y ácido úrico; además de una  ecografía a vejoga y riñones, completan el faenón médico que me tengo que mandar desde hoy. Bajar las carnes rojas, el queso, la mantequilla y los mariscos (felizmente no tengo plata para comer mariscos todas las semanas).

Todo comenzó el miércoles a las 6 de la tarde. Dolorcito suavetón allí por donde sale la orina y en menos de dos minutos ¡zas! parecía que alguien le daba vueltas a mi riñón como para arrancarlo de su lugar. Tanto dolor me adormeció el cuerpo y me hichó las manos al punto de no sentir nada de lo que tocaba. Daba vueltas de un lado al otro en el asiento del taxi que me llevaba al hospital. Todo yo sudaba.

Acepto recomendaciones. Por el twitter ya me han dicho que nada de palta y full agua, pero acepto más recomendaciones.


La calle, la prensa y el saber

16 septiembre 2009

El mensaje de este afiche es mi llamado a todos aquellos que insisten en ufanarse de que saben más sólo porque les dan datitos

El mensaje de este afiche es mi llamado a todos aquellos que insisten en ufanarse de que saben más sólo porque les dan datitos

Hace tiempo quería escribir sobre este tema, pero no sabía cómo plantearlo.

Ahora mismo no sé muy bien si lo que aquí exprese será correcto o una pachotada monumental, como las cientos que usted, amable lector, puede encontrar en este blog. Sucede que estoy, después de algún tiempo, volviendo a cubrir comisiones callejeras. Si bien el medio que dirijo no depende del día a día informativo, la convención minera hizo que me dé una escapada y comparta el labororioso trabajo de cubrir calle, al menos por unos días.

Pensé que me iba a sentir muy cómodo volviendo a ese periodismo del que tanto aprendí en algún momento de mi vida. No fue del todo así. Y no es que no me guste la calle o que haya perdido la capacidad de ensuciarme los zapatos, que me asuste con un grupo de obreros de construcción civil que avanzan con sus palos en la mano, que meta micro cuando sea necesario o que me aburra de esperar pacientemente la buena gana de un ministro para declarar. Todo lo contrario. Pasó que me chocó demasiado la soberbia con la que algunos periodistas se erigen a sí mismos como tótems del conocimiento absoluto de la realidad, sólo porque alguien les dio algún off de the récord en algún cocktail o en medio de alguna ocasional conversación.

No tengo la menor duda de que la aproximación a la realidad de un periodista que cubre la calle es genuina, enriquecida por el contacto directo con la fuente y el trato cotidiano con realidades complejas. Allí, en el día a día, se conoce de cerca el dolor y la alegría; la muerte y la vida; la corrupción y la gradeza humana. Nada como una buena agresión para forjar la reciedumbre o una amenaza al celular para acostumbrarte a vivir la confianza. Nada como la alegría de saber que tu entrevista ayudó a un ser humano a salir adelante o que simplemente tu presencia colaboró con impartir justicia a un débil. Nada como tratar directamente con una fuente que te suelta datos, para darte cuenta de la importancia de la prudencia en este oficio. Pero de ahí a pensar que porque sales a la calle, sabes de todo, hay mucha distancia.

Eso es lo que me choca. Porque me parece mediocre reducir  el conocimiento de la realidad a una experiencia callejera. Porque me parece despreciable que muchos crean que saben más porque les contaron más que al otro, y no hayan agarrado un solo libro a lo largo de su carrera periodística. Porque no me cuadra que una aproximación a la realidad, amplia, serena y reflexiva, sea despreciada por aquellos que prefieren que alguien les cuente “cómo fueron las cosas”, y encima ufanarse. Porque no creo que sea mejor periodista aquel que hace llorar o carajear a su entrevistado solo para tener una imagen. Porque no entiendo cómo los lentes oscuros, el saquito, la corbatita rosada  y los zapatos de moda, han reemplazado a la necesidad de tener siempre una hondura particular para entender cada proceso de la vida humana. Porque no entiendo qué rayos hace en la calle un periodista con un micro en la mano si la única pregunta que tiene en la boca es “¿cuántos beneficiados tiene su proyecto?” y luego salga bien pechugón diciendo “este tío no sabe nada”.

Esos son a los que se les hincha el pecho cada vez que alguien les da un off the record. Son los que alucinan saberlo todo y creen (y hacen creer) que su mar de conocimientos tiene tanta profundidad como el oceáno pacífico, cuando su dolorosa realidad es que su cerebro concentra tanto saber como agua tiene un charquito que no les cubre ni la planta de los pies….y no quieren reconocerlo…y por eso se amparan en el dato que les dieron a la vuelta de la esquina para sentirse respetados.

Felizmente, también hay de los otros…gracias a Dios por eso.


Habla, Juan José…

14 septiembre 2009

guillen_manuelNadie duda de la importancia de que nuestra ciudad sea sede de un evento de la magnitud de la Convención Minera. Los beneficios saltan a la vista: inversión, trabajo, buena imagen para la ciudad, etc. Lo que se gasta es  demasiado en comparación con el presupuesto más generoso de cualquier institución que desea realizar algún evento. Por eso, llama la atención que, con tanto dinero de por medio, no hayan podido contratar a algún cristiano que les haga un trabajo de protocolo, más o menos decente, para la ceremonia  de inauguración.

Por eso, el presidente regional de Arequipa se llama, desde hoy, Juan José y no Juan Manuel como creíamos todos. O sea, amigos mineros, mínimo se aprenden el nombre del señor que presta la casa. Por si eso fuera poco, a don JuanMa no le dieron el uso de la palabra. A cambio habló el alcalde de Bustamante y Rivero, que le mandó saludos a los mineros de socavón y poco le faltó para pedir tres urras por ellos.

Mañana -dicen- llega Alan García, parece que la correteadera será divertida.


Luchando contra el hijo de la mujer vaca

14 septiembre 2009

quioscoSuelo recorrer puestos de diarios del centro de la ciudad para medir la venta del periódico que dirijo.  En los lugares en los que aún puedo hallar un ejemplar me pongo detrás de quienes leen las portadas, esperando recoger algún tipo de dato que me ayude a entender mejor al lector de diarios arequipeño.

Había una señora con su hija. La dama bordeaba, según mi cálculo, los 50 años. La hija, una adolescente de 13 o 14 años, no paraba de hablar sobre lo que El Trome o el Popular le decían. Hice lo siguiente: me asomé lo más que pude a la portada de mi periódico, a ver si se interesaban. “Mira mami, podemos sufrir anorexia”, dijo la niña, leyendo lo mismo que yo. “A ver”, respondió la madre, un poco asustada. Leyó el título principal de la portada, llevándose la mano a la boca: “El 20% de adolescentes presentan conductas de riesgo”. Terminó de leer y se dirigió al señor que vendía los diarios.  Pensé que iba a comprar Encuentro. “Me da un chino, por favor”, pidió la señora

¡¡¡¡Oe qué!!!! Desesperado, comencé a buscar la portada de El Chino de ese día hasta que la encontré: “Sacrifican al hijo de la mujer vaca“.

Me sentí derrotado. Creí que ese no iba a ser un buen día, periodísticamente hablando. Luego, regresé a mi oficina, encontré varios de mails de gente  que nos lee con denodado placer, otros que nos dicen que coleccionan nuestro periódico y no lo usan de limpia vidrios o envoltorio de cerámicas, y otro tanto que quiere colaborar con Encuentro. Respiré, miré hacia adelante, le di gracias a Dios por ellos y renové mi decisión de seguir luchando por hacer del periodismo un mejor lugar para trabajar.

Así que, muy a pesar de algunos comentarios, me pondré mi capa, tomaré espada y casco, y saldré a las calles a seguir luchando contra “el hijo de la mujer vaca”.