Las barras bravas

Está de moda hablar de las barras bravas. Los miembros de estos grupos han saltado a la “fama” (nuevamente) luego de lanzar a una contadora de una combi y después de balear a una adolescente. Todo ocurrió en Lima. Las hinchadas involucradas son las de la “U” y Alianza Lima. Pero Arequipa también tiene lo suyo. Veamos el reportaje, logrado por la gente de Contrastes, y luego hablamos.

El patín que dice que los barristas de otros equipos son unos monses, debió haberlo sido también en sus épocas de secundaria. La “vampira” me da pena y sus seguidores también. No es burla ni sarcasmo. Realmente pienso lo que acabo de decir.

Me late, entonces, que el tema de las barras bravas no pasa solo por quitarle a sus miembros las entradas a los estadios y empadronarlos. Este es un asunto de hondas raíces que muy pocos se atraven a buscar. La respuesta política no alcanza para hacer que la “vampira” deje de creer que su valor como ser humano es mayor porque se burla de los hombres durante el sexo desenfrenado. La sanción con entradas no es suficiente para explicarle al muchacho del video que el liderazgo que ejerce es negativo, que nadie es más o menos monse porque rechaza la violencia, al contrario, prevenirla es un acto de sensatez, la misma que parece no acompañarlo. La cárcel o las leyes duras no se darán abasto para que los barristas entiendan que la valentía, el honor, la lealtad, son virtudes que no se ganan agrediendo a las personas al punto de quitarles la vida, sino que se forjan al calor de actos concretos que buscan el bien por encima de todo.

Nuevamente, como en el post-anterior, el tema familiar se hace imprescindible. Dotar a la familia del entorno necesario para cumplir con sus responsabilidades es una opción que nadie está considerando tomar. Todos estos zambos que aparecen en el video son hijos de alguien. Si en el hogar no les enseñaron a relacionarse, a valorarse, a respetar a los demás, dificílmente harán lo mismo con otros en la sociedad.

Por ejemplo, bien haría el gobierno en rescatar el Plan Nacional de Apoyo a la Familia, debidamente encarpetado en el ministerio de la Mujer y que contiene medios concretos de respaldo y promoción de la estructura familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: