La huelga docente en la UNSA y la desesperación de los estudiantes

6 octubre 2009

sevienehuelgasUn post anterior de este blog sigue recibiendo comentarios sobre la huelga de docentes universitarios a nivel nacional, y que incluye a los catedráticos de la UNSA. El tema es, como ya se sabe, el pedido de homologación de sueldos con los haberes de los magistrados de Poder Judicial. Los chicos que escriben ya no aguantan la situación. Parecen hartos y no es para menos. Año tras año, desde el 2005, sufren las consecuencias de un reclamo docente que, aunque exige el cumplimiento de una ley, los perjudica en sus estudios y les quita posibilidades de competir en igualdad de condiciones con muchachos de otras universidades. Además retrasa su salida al mundo laboral, con las consecuencias económicas que ello tiene.

¿Qué les queda a los estudiantes?

En algún lado leí que los alumnos deberían apoyar la huelga hasta que haya una solución definitiva. Esto porque sería insoportable que al siguiente año sigan en el mismo problema. La idea tiene cierta lógica, sobretodo para quienes cursan el cuarto año de alguna carrera, por ejemplo. El tema es saber si el gremio docente, a nivel nacional, es capaz o no de presionar al gobierno para que cumpla con la homologación. Yo creo que no.

Y es que la huelga se ha “normalizado”, y ya parece formar parte del cronograma de educación superior a nivel nacional. Cuando algo se hace repetitivo no tiene efecto. Es, además, evidencia de que el gremio no tiene capacidad de negociación.

Se me ocurre otra cosa: Convocar a una comisión de diálogo con el gobierno, integrada por notables peruanos, ex alumnos de alguna universidad nacional. Que pidan una cita con el mismo presidente para explicarle la situación del estudiante, afectada por el no cumplimiento de esta ley. Que sustenten cómo esto afecta la realización de las expectativas profesionales de cientos  de miles de jóvenes peruanos.

En el caso de Arequipa (y de la UNSA), una comisión integrada por Juan Manuel Guillén o Eusebio Quiroz-Paz Soldán, por citar dos nombres, y otros notables que hayan egresado de la UNSA ¿no tendría mayor efecto en el gobierno que un sindicato que en cinco años de huelgas no ha sido capaz de lograr que se cumpla la ley?

Es una iniciativa que podrían promover los mismos estudiantes.

Anuncios