Pildoritas sobre la sentencia del TC

19 noviembre 2009

Imagine que ocurre lo siguiente: El Estado quiere entregar de manera gratuita un lote importante de “granadas pum” como un juguete para niños de entre 5 y 9 años. Pero viene el frabricante del producto y dice: “Las ‘Granadas pum’ son muy bonitas, divierten a los niños, pueden ser usadas como pelota de golf, sin embargo, debemos advertir su probable efecto explosivo, esto es que, ante el calor producido por el contacto con la piel y la fricción, pueden explotar en la mano de los niños y matarlos”. ¿Qué pensaría usted? Obviamente, amparado por la sensatez, no las compraría y criticaría que el Estado quiera distribuir un producto tan nocivo para la vida de sus hijos. Por la vía legal, cualquier demanda sería pertinente y la lógica procesal apuntaría a defender la vida de los peruanos por encima de los intereses comerciales que pudieran haber tras la distribución del producto.

Lo mismo ha pasado con la sentencia del Tribunal Constitucional, que muchos grupos feministas y ONGs abortistas han tildado de clerical, con la finalidad de descalificar ante la opinión pública el fundamento jurídico utilizado por los miembros del máximo órgano de justicia en nuestro país, con quienes podemos, por cierto, discrepar en otros temas. Así las cosas, los magistrados han basado su sentencia (que prohíbe la distribución gratuita de este fármaco en los establecimientos de salud del Estado) en algunos principios jurídicos como el pro homine y el pro debilis (Ver punto 6.1.2. y 6.1.3. de la sentencia); asi como en el principio precautorio (Ver punto 8.1. de la  sentencia). Han defendido la centralidad del hombre y para ello no han citado la Humanae Vitae sino la Constitución y el marco legal peruano sobre el concebido y su derecho a la vida. El argumento no ha sido la fe sino la ley, reconociendo que, en el caso específico de la píldora del día siguiente y su efecto abortivo, no hay consenso científico lo suficientemente contundente como para negarlo y como tal, tampoco hay consenso jurídico, ergo, han optado por la norma más amplia para defender el derecho a la vida y proteger al más débil en el contexto de un conflicto de derechos fundamentales entre dos personas.

Además, el TC se ha valido de la información dada por los mismos fabricantes del anticonceptivo oral de emergencia que reconocen el potencial efecto anti-implantatorio del fármaco. Lo siguiente es tomado del texto de la sentencia de manera literal:

40 . Junto con lo anterior, en que, como se ha reseñado, existen posiciones encontradas en el mundo científico respecto a los efectos de la píldora, es necesario e importante determinar lo que los fabricantes y/o distribuidores del producto, que operan en nuestro país con sus correspondientes autorizaciones, refieren respecto de aquél y la forma en la que actúan.

a. GLANIQUE (Levonorgestrel) 0.75 ó 1.5 mg., elaborado en Argentina por Laboratorios Blipack, S. A. En el inserto del producto se señala: “Farmacodinamia: El mecanismo de acción de levonor-gestrel no se conoce completamente. GLANIQUE, en dosis de dos tomas… o dosis única… bloquea la ovulación, impidiendo la fecundación si la relación sexual ha ocurrido en las 72 horas precedentes a la ovulación, es decir en el periodo durante el cual el riesgo de fecundación es el más alto. Podría impedir igualmente la implantación de un óvulo, pero es ineficaz si el proceso de implantación ha comenzado” . (Negrita y subrayado nuestro). (información aparecida en: http://www.facmed.unam.mx/bmnd/plm_2k8/src/prods/35280.htm).

b. TIBEX (Levonorgestrel) 0,75 mg.; Farmindustria S.A. En el inserto del producto se señala: “Acción Farmacológica: Levonorgestrel inhibe la secreción de la gonadotropina e la pituitaria anterior, previniendo la ovulación y la maduración folicular. Interfiere con la fertilización y la implantación en el ciclo luteal por espesamiento del moco cervical y cambios en el endometrio”. (Negrita y subrayado nuestro). (información aparecida en: (http://www.farmindustria.com.pe/productos/222.html).

c. POSTINOR 2 (Levonorgestrel) 0,75 mg.; Fabricado por: Laboratorio Gedeon Richter S.A.Budapest, Hungría. En el inserto del producto se señala: “Acción Farmacológica: POSTINOR 2 (levo-norgestrel) a la dosis recomendada inhibe la secreción de las gonadotropinas de la hipófisis anterior, de este modo actúa impidiendo o previniendo la ovulación y la maduración folicular. Asimismo, tiene acción anticonceptiva a través de otro mecanismo interfiriendo con el transporte espermático por espesamiento del moco cervical. Consecuentemente, previene la fecundación e implantación en el ciclo luteal. Por el contrario, no es eficaz una vez iniciado el proceso de implantación. (Negrita y subrayado nuestro). (información aparecida en la página web http://www.col.org.pe/biblio/plm/PLM/productos/32067.htm).

d. NORTREL (Levonorgestrel) 0,75 mg.; Laboratorios Farmacéuticos Markos S.A. En el inserto del producto se señala: “Acción Farmacológica: Mecanismo de acción/Efecto. Anticonceptivo (sistémico): La inhibición de la excreción de las gonadotropinas de la pituitaria anterior previene la ovulación y la maduración folicular y es una de las acciones anticonceptivas de levonorgestrel. En algunos pacientes que usan anticonceptivos solamente dosis bajas de progestinas, particularmente implantes subdérmico de levonorgestrel, la ovulación no se suprime consistentemente de ciclo a ciclo. El efecto anticonceptivo de la progestina se alcanza a través de otros mecanismos que resultan en interferencia con fertilización e implantación en el ciclo luteal tal como adelgazamiento del moco cervical y cambios en el endometrio.”. (Negrita y subrayado nuestro). (información aparecida en http://www.col.org.pe/biblio/plm/PLM/productos/52934.htm).

e. POST DAY (Levonorgestrel) 0,75 mg.; Lafrancol. En el inserto del producto se señala: “Acción Farmacológica: POSTDAY es un medicamento que inhibe y retrasa la ovulación, altera el transporte espermático mediante el espesamiento del moco cervical. Posteriormente impide la fecundación e implantación por lo que no se debe administrar después de dicho suceso. Una de las acciones anticonceptivas del levonorgestrel es la inhibición de la secreción de gonadotropina de la glándula pituitaria anterior previniendo la ovulación y maduración del folículo”. (Negrita y subrayado nuestro). (información aparecida en la siguiente dirección electrónica http://www.col.org.pe/biblio/plm/PLM/productos/47894.htm).

41 . Conforme se desprende de la glosa aparecida en el inserto de los cinco productos mostrados y autorizados en nuestro país como Anticonceptivos Orales de Emergencia, en todos los casos se hace referencia al denominado “tercer efecto”, esto es expresamente refieren, según el caso, que además de inhibir la ovulación o espesar el moco cervical, previenen, interfieren o impiden la implantación.

Entonces, amigas feministas y señores abortistas: si Juan Luis Cipriani les cae pésimo, si no les gusta ir a Misa, si los católicos les parecemos malos, puf, caca, pichi, poto; eso no interesa. Cuando hablen de la sentencia del TC sobre la píldora,  remítanse a los argumentos de los magistrados, no partan de sus prejuicios contra la Iglesia para confundir al ya tan manipulado pueblo peruano. Esta no es una sentencia ni fundamentalista ni clerical, mucho menos misógina, al contrario, es una decisión jurídica por donde se le mire, que ha respetado el marco legal vigente en nuestro país y que ha reafirmado la vocación peruana de proteger  el derecho a la vida de quienes todavía están en el vientre de su madre.


Entrevista a una ex-feminista

19 octubre 2009

atualNaoAborto-1Hace algunas semanas se realizó en Arequipa un evento latinoamericano de acción por la mujer. Cubriendo las conclusiones, encontré el testimonio de Amparo Medina Guerrero, una ecuatoriana, ex miembro del Fondo de Población de las Naciones Unidas, ex-feminista y ex-militante de izquierda, que tenía mucho para decir sobre el tema del aborto. Aquí el diálogo publicado en la edición 38 del Quincenario Encuentro.

“Hay un feminismo comprado por organizaciones con mucho dinero”

Amparo Medina Guerrero es ecuatoriana. Militó, desde los 16 años, en grupos de izquierda. Ya profesional, recaló en el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Implementó políticas abortistas y convenció a muchas mujeres de que acaben con sus embarazos. Hoy, a sus 43 años, ha pasado al otro lado de la orilla convencida que el aborto no le soluciona ningún problema a la mujer y constituye un negocio rentable para un reducido grupo de personas e instituciones.

Muchos sectores plantean el aborto como un derecho, bajo la premisa de que la mujer es libre de decidir sobre su cuerpo ¿es cierto este argumento?

Todas las mujeres tenemos derechos, pero ello no justifica que le puedo quitar el derecho de nacer a otra persona que vive en mi vientre. Yo no puedo decidir sobre la vida de esa otra persona, y si bien este argumento sigue en avanzada, yo sé que lo más importante es reconocer el amor materno, que nos empuja a defender a todos los seres humanos. Eso es lo natural. Imagínate si en este momento viene alguien y quiere matar un niño, todos reaccionaríamos ¿cierto? Eso es lo importante.

Otra impresión que existe es que grupos feministas buscan apropiarse de la agenda sobre el aborto ¿qué piensas al respecto?

El feminismo que ha sido comprado por las organizaciones farmacéuticas, por organizaciones como la ONU que les entrega mucho dinero. Es un feminismo vendido a instituciones internacionales y al estar (las feministas) involucradas en un proceso de tipo económico, quieren generar toda una propuesta en torno al aborto como un derecho, desconociendo el dolor que causan a otras mujeres. Una mujer que abortó jamás olvida al hijo que mató. Las mujeres nos embarazamos de hijos, cuando abortamos, abortamos hijos…y ese dolor queda marcado en nuestro cuerpo y en nuestra mente.

Hablaste de mucho dinero involucrado ¿por qué?

Porque todo esto tiene que ver mucho con cuánto ganan en la venta de anticonceptivos, en la venta y promoción del aborto; incluso se vende en partes a los bebés abortados por el colágeno, para hacer jugos y cremas. El aborto es un gran negocio.

Tú has formado parte del Fondo de Población de las Naciones Unidas, acusado de implementar políticas anti-vida ¿Por qué saliste de allí?

Fue por haber evaluado el proyecto aplicado en el continente. Algunos técnicos habíamos dicho que la metodología no funcionaba. Es decir, en vez de bajar los índices de embarazo adolescente, los habíamos multiplicado; en lugar de bajar el número de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), las aumentamos –antes eran 5 en la región, hoy son 55–; y habíamos bajado la edad de inicio sexual de los chicos, de 16 y 17 años a 13 o 14 años. Entonces dijimos que la metodología no funcionaba, porque se invertía en salud reproductiva para bajar embarazos adolescentes, para bajar ETS, para bajar VIH, y logramos lo contrario.

Pero los programas persisten…no muchos pensaron como tú

Otro grupo de técnicos dijo ‘mientras a mi me paguen no me importa’ y el tercer grupo dijo –y hasta ahora se afirma– que como nunca antes se ha hecho una investigación al rededor del tema entonces por primera vez están apareciendo las cifras, dato que es irreal, porque cuando se planteó el proyecto se había hecho un estudio previo donde se habían sacado las cifras, y por eso aplicábamos el proyecto…

¿Qué hicieron?

Nos preguntamos qué había detrás de todo y cuando empezamos a investigar nos dimos cuenta que había miles y miles de dólares detrás de aquel proyecto.

Y entonces lo dejaste…

Salí y fue un primer paso. En otro momento tuve un acercamiento con una amiga mía que abortó. Una mujer líder, revolucionaria, que había estado en frentes de izquierda…cuando quedó embarazada decidió abortar porque creyó que no era el momento de ser madre. Luego fue una mujer que entró a la droga, alcohol, cayó en un nivel de promiscuidad altísimo. Allí descubrí el síndrome post-aborto, pero al primer año no supe como ayudarla. De hecho ella todavía no encuentra un camino para volver.

La experiencia te marcó…

Así es. Yo había ayudado a muchas mujeres a abortar, había ayudado a implementar políticas pro-aborto, pero cuando vives el aborto de cerca y ves cómo destruye a la mujer, te cuestionas y dices ‘esto no está bien’…y eso nos pasa a todas, a las convencidas del discurso pro-aborto, a las ateas, a las de izquierda. Cuando te das cuenta y vives la muerte tan de cerca, entonces dices ‘el aborto no funciona’.

Ahora has pasado “al otro bando” ¿A qué te dedicas actualmente?

Dirijo en Ecuador un proyecto que se llama “Acción Pro-vida”. Hacemos prevención de aborto, buscando mujeres y acompañándolas, diciéndoles la verdad sobre el aborto. Más o menos hay unos 3 mil niños salvados. Luego trabajamos en síndrome post-aborto y por otro lado impulsamos propuestas que eviten leyes pro-aborto.

¿Qué se siente estar ahora del otro lado de la orilla?

Es increíble. Ninguna mujer va a abortar con la mano en la cintura y una sonrisa en los labios. Cuando a una mujer la ves y le dices ‘aborta’, pues la ves acongojada. Cuando salen del abortorio, ves en ellas un dolor profundo…saben que adentro dejaron alguien que era su hijo y eso te marca el alma. Por el contrario, cuando a una mujer que quiere abortar le dices ‘espera, yo te ayudo’, es distinto. No he visto ninguna mujer que haya venido a mi oficina (de las 3 mil que pasaron por ahí) que me diga ‘por su culpa estoy mal’, al contrario, me dicen ‘gracias a usted mi hijo está aquí’. Eso es algo inenarrable…no tiene palabras.

**********

Esto no formó parte de la entrevista, pero lo coloco porque es importante. Sobre la propuesta de despenalización del aborto en el Perú


Confusión, la nueva estrategia abortista en el Perú

12 agosto 2009

CDD“Miente, miente que algo queda”, decía la estrategia hitleriana de comunicación y parece que estamos asistiendo a su reactualización en el Perú. Y es que desde hace algún tiempo un grupo de señoras que se autodenominan católicas ha comenzado a confundir al país con discursos a favor del aborto. La cosa es de locos.

Se hacen conocer como “catolicas por el derecho a decidir” (CDD) y de católicas no tienen nada. Felizmente vivimos en una sociedad que se comunica más y en Internet hay muchísima información sobre estas muchachas.

Breve nomás, este texto tomado de ACI-Prensa

(…) se trata de una organización abortista estadounidense y cuyo objetivo principal es eliminar al mayor opositor del mundo contra el aborto, la Iglesia Católica (…) las CDD se esfuerzan por convencer a católicos y no católicos de que el aborto es una alternativa éticamente válida para las mujeres católicas, “despreciando y ridiculizando las enseñanzas fundamentales de la Iglesia, promoviendo agresivamente la anticoncepción y el aborto”.

Monseñor José Antonio Eguren, presidente de la Comisión Episcopal de Familia y Defensa de la vida de la Conferencia Episcopal Peruana, ha emitido un comunicado en el que, básicamente, aclara lo que las CDD quieren esconder tras su nombre de fachada. Extraemos un fragmento.

(es un) frente abortista que recluta preferentemente a personalidades del mundo feminista anticatólico. Su estrategia consiste en confundir a los feligreses presentándose como católicos y su agenda tiene por objetivo el aborto, la anticoncepción, la esterilización, el lesbianismo, la homosexualidad, el feminismo radical y las doctrinas del New Age.

Todo apunta a que las CDD son la nueva fachada que la ONG feminista Manuela Ramos utiliza para introducir el aborto en el Perú. Lo que ha encontrado el blog Perú, defiende la vida, sobre las “fundadoras” de este grupo en nuestro país, es revelador

Eliana Cano Seminario, (es) miembro de Manuela Ramos, Flora Tristán y Red- de Libertades Laicas. A favor de la AOE.

Kelly Cieza Guevara, (Manuela Ramos, Mov. Flora Tristán y Red de Libertades Laicas – Perú)

Gioconda Diéguez Monzón, (es) Miembro del Equipo Técnico del Programa de Derechos Sexuales y Reproductivos de Movimiento Manuela Ramos. A favor del protocolo terapéutico.

Raquel Asencios Angulo (Manuela Ramos)

Eleana Rodríguez Valero (Manuela Ramos)

cruzaltaY si uno revisa el programa de su evento de lanzamiento notará que allí había de todo menos católicas. Incluso han tenido la con….ciencia, de poner a la inefable Jennie Dador, que más abortista no puede ser. Es más, utilizaron un falso frayle dominico para inaugurarse. La noticia fue difundida por ACI-Prensa:

La filial peruana de la organización de fachada “Católicas por el Derecho a Decidir” (CDD) iniciará sus actividades públicas en el país con una conferencia del falso fraile mexicano Julián Cruzalta, quien hace cinco años abandonó a los dominicos y se gana la vida dando pláticas sobre la “urgencia” de cambiar la doctrina católica para favorecer la legalización del aborto.

Aunque se presenta como “Fray Julián Cruzalta O.P.”, el autoproclamado experto en teología moral fue desautorizado por la Orden Dominica por usar a esta familia religiosa para sus propios fines.

(…) Cruzalta “no es sacerdote sino que fue diácono (grado previo al sacerdocio), es decir, estuvo facultado sólo para auxiliar en algunas tareas a los sacerdotes”.

“Julián Cruzalta había solicitado permiso al Superior para retirarse de la orden por un año, pero que jamás regresó y que desde hace más de cuatro años no tiene conocimiento de él, por lo tanto, vive exclaustrado, es decir, separado de la Orden sin autorización del padre Provincial Dominico o del Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México”, agregó SIAME.

Advertidos estamos quienes defendemos la vida. Esta gente es capaz de todo porque el financiamiento para instaurar el aborto es muy fuerte. Más adelante comentaremos sobre un congreso internacional de “derechos reproductivos” que organiza el Colegio de abogados de Arequipa con el auspicio nada más y nada menos que de Planned Parenthood…chan.


Algo más sobre el aborto “terapéutico”

30 junio 2009

bebéEstuve completamente desenchufado este fin de semana largo, así que leí tarde este artículo del Doctor Renzo Paccini sobre el aborto terapéutico.

Lo de este doctor en Bioética (una voz más autorizada que la de un periodista) fue preciso. Un gancho al hígado. KO técnico a lo Kina Malpartida.

El drama visible de ciertos casos límite —en los que está médicamente comprobado que la salud o la vida de la mujer embarazada está en riesgo— suscita emociones que llevan a algunos a confusión en torno a la licitud del crimen contra la vida que constituye el aborto provocado. Se cae así en visiones parciales que o se focalizan en la mujer embarazada o en el bebe en su seno, al momento de buscar soluciones.

No podemos ignorar el drama de la mujer embarazada que ve en riesgo su vida o su salud; tampoco, la realidad del ser humano vivo dentro del útero de la madre, porque caeríamos en el oscurantismo de ir contra lo que enseñan las investigaciones científicas médico-biológicas (…)

En la búsqueda de soluciones a los casos límite no podemos ignorar ni la vida de la madre ni la vida del hijo que es aún “no nacido”. Jamás una acción médica puede dirigirse a terminar con la vida de un bebe (…) Es diferente la situación en la que para salvar la vida de la madre se necesita una acción terapéutica que tendrá como efecto indirecto no deseado la muerte del bebe que lleva en su seno.

En la legislación peruana el aborto ha sido siempre un delito. El artículo 119 del Código Penal mantiene la condición de delito, aunque no lo sanciona; ello lo convierte en un delito no punible, no en un derecho.

Pueden revisar el artículo completo AQUÍ

La cosa queda clara, entonces. El aborto terapéutico es más un berrinche que una necesidad. Su aplicación no se justifica.

Por último, una cartita del doctor Bernard Nathanson, el ex-rey del aborto (75 mil muertes encima)  en la que, luego de su conversión, revelaba la estrategia que seguía, junto a todos los grupos abortistas del mundo, para tratar de justificar el asesinato de niños en el vientre de su madre. Les dejo un párrafo. La carta completa AQUÍ.

Nuestro primer gran logro fue hacernos con los mass-media; les convencimos de que la causa proaborto favorecía a un avanzado liberalismo y sabiendo que en encuestas veraces seríamos derrotados, amañamos los resultados de supuestas encuestas y los publicamos en los media; según ellas el 60% de los norteamericanos era favorable a la implantación de leyes permisivas del Aborto. Fue la táctica de exaltar la propia mentira y conseguimos un apoyo suficiente amañando el número de abortos ilegales que se producían anualmente en E.E. U.U.. Esta cifra era de 100.000 aproximadamente, pero la que reiteradamente dimos a los “media” fue de 1.000.000. Y una mentira lo suficientemente reiterada la hace verdad el público.

Cualquier parecido con la realidad peruana no es coincidencia.


Sobre Michael Jackson, Fernando Vivas y la muerte en los medios

25 junio 2009

michael-jacksonMichael Jackson ha muerto y eso es más importante que la interpelación al gabinete Simon (Juan Carlos Tafur dixit). Alicia Delgado, la cantante vernacular de quien se decía tuvo un “romance” lésbico con su colega Abencia Meza, fue hallada sin vida en su casa. Presumen asesinato. El mundo también llora a Farrah Faucett y yo no entiendo porqué la muerte se ha empeñado en salir en la tele durante el mes de junio. En fin.

Tomada de RPP

Tomada de RPP

Pero la muerte también viaja con las mejores plumas del medio. Fernando Vivas escribe bien, aunque eso no quiere decir que todo lo que escriba sea correcto. Y ahora ocurrió que dejó de lado su agudo análisis mediático y se dedicó a un tema que, no sé si conozca, pero en el que está dispuesto a atacar cual fiera herida: el aborto.

El fundamentalismo cristiano se hinca ante la idea de que la expectativa de vida, por más embrionaria que sea, vale más que la vida misma. De ahí viene la gazmoñería de que el derecho del embrión pesa más que el de su madre y, por lo tanto, ¡esta no puede abortar aunque peligre su vida.

Este fundamentalismo misógino es responsable de dramas espantosos. Resulta que ha impedido que el Ministerio de Salud apruebe un protocolo médico para el aborto terapéutico que sí está permitido según el Art. 119 del Código Penal: “No es punible el aborto (…) cuando es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente”.

Los directores de hospitales, sin la cobertura de un protocolo, se paralizan de miedo y abandonan a sus pacientes, con fetos muertos o embarazos peligrosos, a la buena de Cristo que, por cierto, en la Biblia de los apóstoles no dice nada sobre los no nacidos. El dogma “pro vida” es un invento contemporáneo de la Iglesia para lidiar con los avances del feminismo y de la conciencia sobre los derechos reproductivos.

El “tolerante” periodista dice que quienes defendemos la vida somos fundamentalistas. Eso me ofende porque me parece, más bien, que oponerse al aborto es un acto de inteligencia y sensatez que brota del sentido común. Es más, llama misógina a nuestra actitud y yo me ofendo por segunda vez porque, al contrario, decirle no a la muerte de niños en el vientre de su madre, no solo es velar por el niño sino para preservar el bien y la dignidad de la mujer que lo lleva en su seno (cosa que no creo ni espero que entienda). Finalmente, me ofende la ausencia de argumento en su posición, que no hace sino repetir las ¿ideas? sin sentido de quienes promueven el aborto en el Perú.