Elsa Malpartida: un oscuro pasado y dos preguntas

3 noviembre 2009

malpartidaEl caso de Elsa Malpartida ha puesto en tela de juicio -una vez más- la calidad de moral de algunos integrantes del partido de Ollanta Humala. Resulta que la actual parlamentaria andina, según documentos y testimonios recogidos por El Comercio en su edición del 01-11-09, perteneció, entre 1989 y 1994, a las filas de Sendero Luminoso.

(…) Elsa Malpartida Jara (48) fue integrante de Sendero desde 1989 y sirvió a las huestes terroristas de “Artemio”(el prófugo cabecilla del llamado Comité Regional Huallaga) en calidad de mando logístico del caserío El Milagro (a 25 kilómetros de Tingo María), donde vivía y tenía sus parcelas de hoja de coca. Según información a la que accedió este Diario, la ex dirigente cocalera dejó esa organización en 1994 cuando se acogió a la llamada ley de arrepentimiento, que permitió a miembros de grupos terroristas librarse de la cárcel a cambio de confesar sus delitos y brindar información a las autoridades.

Lo publicado por El Comercio dejó entre las cuerdas a Malpartida, quien luego de negar el hecho, no tuvo más remedio que reconocerlo.

Tras arrepentirse de su paso por Sendero y brindar información a las autoridades, se hizo dirigente cocalera, promoviendo y protagonizando hechos de violencia en su cerrada defensa al gremio que destina, como bien recuerda Fernando Rospigliosi, el 98% de la coca que cultiva al narcotráfico.

Después de la publicación de El Comercio el domingo 1 a Malpartida no le quedó más que admitir que era cierto. Pero trató de disfrazar su participación en las filas senderistas diciendo que la habían obligado.

No obstante, su larga participación en el grupo terrorista pone en tela de juicio esa afirmación. Como es obvio, Malpartida no es parte de “la masa”, como dicen los senderistas, no es una carnerita a la que puedan arrastrar durante tanto tiempo.

Malpartida se incorporó a SL en el momento del auge de ese grupo terrorista en el Alto Huallaga (ataque y destrucción de la comisaría de Uchiza) y cuando las relaciones con el narcotráfico marchaban sobre rieles. Y se salió cuando el Ejército los había derrotado, reduciéndolos a su mínima expresión. En ese momento también el negocio del narcotráfico caía en picada porque los cárteles colombianos habían empezado a sembrar grandes extensiones de coca en su país.

Aquí viene el problema: Supuestamente la ley de arrepentimiento garantizaba secreto sobre la identidad del informante y sus testimonios ¿violó El Comercio alguna de estas normas o puso en riesgo la vida de Malpartida al publicar la información? Por otro lado, Malpartida es una parlamentaria andina y tiene historia de cocalera violentista y defensora (o que al menos justifica) de que los cultivos de coca vayan al narcotráfico. En ese contexto, ¿no era acaso relevante saber que militó en SL y, más aún, no es necesario conocer en qué tipo de acciones estuvo involucrada?

Quizá un poco de honestidad al principio de todo, le habría significado no tener que pasar por este fastidioso episodio.

************

Añadidos

Anuncios

Arequipa votaría por Ollanta Humala

7 octubre 2009

Según el último sondeo de la UNSA, Arequipa votaría por Ollanta Humala en las próximas elecciones generales del 2011. El ex militar obtiene un 22% sobre un 17% de Alejandro Toledo (sí, Toledo. El causante del “arequipazo”, uno de los tristemente célebres en Arequipa). Más atrás, como tercera opción, figura Keiko con 14%, Lourdes con 12%, Castañeda con 9.5%, Yehude con 4,5%, PPK con 3,5% y, pese al autobombo, Marco Arana aparece con 0.63%.

encuesta

Dice la encuesta que Juan Manuel Guillén ganaría la región si se lanza a la re-elección y que Alfredo Zegarra podría ser el nuevo alcalde provincial. Guillén aparece nuevamente liderando las preferencias al parlamento.

El sondeo también ofrece datos sobre la aprobación presidencial en la ciudad (17%), la del alcalde provincial (23,63%), la del presidente regional (32.13%) y la de algunos miembros del gabinete, congresistas por Arequipa (incluyendo a la desaforada Rocío Gonzáles) y burgomaestres distritales. Léelo completo AQUÍ


“Ollanta Humala está llamado a perder las elecciones”

2 marzo 2009

eguren2

Una entrevista que hace poco le hice al congresista Juan Carlos Eguren y que, por esas cosas del cansancio, salió mochada en el quincenario Encuentro. Aquí completa.

Renato Sumaria del Campo

¿Por qué tenemos el Congreso que tenemos, con tan mala imagen?

Hay varios factores. Primero que constantemente vemos a personas en situaciones inadecuadas, que han llegado sin un programa de gobierno y eso genera un déficit intelectual y político. Hay un tema de que el elector se equivoca en votar por ellas. Luego está el tema de la prensa que destaca de forma desproporcionada los errores, las fallas, lo negativo, el escándalo en desmedro de algunas cosas positivas.

Hay algo más por lo que el Congreso no levanta su mala imagen.

Desconocimiento de la labor congresal. La ciudadanía en mucho casos espera que el congresista haga obras, cosas que no puede hacer porque la capacidad de inversión es exclusiva del Gobierno Nacional. Por otro lado, las leyes son de carácter nacional, entonces, si bien es cierto hemos sido elegidos con votos regionales, el trabajo del congresista es nacional.

Hablando de renovación del Parlamento, el asunto para muchos pasa por la renovación y fortalecimiento de los partidos. ¿Que está haciendo el PPC al respecto?

Las democracias modernas de los países de sistemas políticos sólidos se fundamentan en partidos políticos. No hay democracia sólida y estable donde no hay partidos políticos sólidos y estables, esto es en todo el mundo y lamentablemente en el Perú desde la época militar y posteriormente con Fujimori se atacó a la clase política. Entonces, estas dictaduras, civiles y militares, desfiguraron a los partidos políticos y el esfuerzo que venimos haciendo en el PPC es recuperar ello.

Hay un esfuerzo de formación doctrinal

Sí y esto porque, si bien en el mundo hay cierto pragmatismo en la toma de decisiones, fundamentalmente en el campo económico, hay otra serie de campos que requieren partir de una visión del hombre. Dentro de ello, el PPC es heredero del humanismo cristiano de Víctor Andrés Belaunde, pasando por José Luis Bustamante y Rivero, hasta la fundación de la democracia cristiana (que se produce en Arequipa) con Héctor Cornejo Chávez, y luego con Roberto Ramírez del Villar y Mario Polar Ugarteche, quienes junto a Luis Bedoya Reyes fundan el PPC. Entonces hay una historia y una tradición humanista que no se puede perder.

Usted cree que en este mundo pragmático, posmoderno, donde precisamente no hay ideología sino una búsqueda irracional de la realización humana, la democracia cristiana puede constituir una respuesta a nivel político para solucionar ciertos problemas del hombre.

Creemos que sí porque hay valores fundamentales que pasan por la dignidad de la persona humana como es el respeto a la libertad, pero sin llegar al extremo del liberalismo sino marcando un paralelo con otros principios de nuestra doctrina como la solidaridad. Entonces no es un liberalismo a ultranza sino es el equilibrio entre libertades, justicia social y solidaridad. Nosotros creemos que nuestra sociedad requiere eso como una visión de políticas a desarrollarse desde el Estado.

Lo mismo en otros campos

Claro. Es igual en el campo de la democracia. Nosotros no creemos en la democracia como el hecho de que la voluntad de las mayorías se impone sobre las minorías. Nosotros creemos en la democracia dentro del concepto del Estado de Derecho con contenido social, porque al ser el eje de todas las decisiones la persona humana, esta no puede estar al margen. En el campo económico es lo mismo. No creemos en la economía liberal, creemos en la economía social de mercado donde el Estado tiene un rol tutor, promotor, supervisor, de control para que los excesos del mercado no terminen afectando a la persona humana.

Por lo que me dice, deduzco que en el PPC el respeto por la dignidad de la persona humana es un principio no negociable

La doctrina es una visión filosófica que se expresa a través de la gestión política y esa visión política se concreta en planes de gobierno. Nosotros no somos un partido confesional, hemos asumido principios y valores de la Doctrina Social de la Iglesia para aplicarlos políticamente a través de los programas de gobierno.

Se lo pregunto porque durante la última campaña se escuchó a gente proveniente de las filas del PPC estar a favor del aborto o la pena de muerte. El caso es específico, la actual congresista Lourdes Alcorta. ¿Hay algún divorcio entre sus principios y la aplicación práctica de un plan de gobierno?

Obviamente hay individualidades que pueden tener una idea diferente a la del colectivo y los hay sin lugar a dudas. Eso genera el debate interno y hay muchos casos en los que se ha expresado eso públicamente, que no debería de ser. No te puedo decir que el partido es monolítico. Hay discrepancias, hay corrientes, pero mayoritariamente, como partido, cuando se tiene que tomar una decisión política hemos votado en contra de la pena de muerte, por ejemplo.

Votaría usted en contra del aborto

Yo votaría en contra del aborto.

Hay gente dentro del PPC que quiere que el partido deje de llamarse cristiano

El tema del nombre termina siendo adjetivo, si bien es cierto hay un romanticismo apegado al nombre -son 42 años que lo llevamos-, también hay procesos electorales en los que hemos ido dentro de la alianza de Unidad Nacional, entonces de alguna manera es una marca que ha asumido un costo político, pero como marca, no como pensamiento.

Entonces sí existe gente que quiere que el PPC deje la C, de cristiano

Sí hubo opiniones de que el PPC no es el mejor nombre. Por ejemplo en España el partido afín a nuestras ideas se llama Popular (PP), que podría ser un nombre más comercial, pero eso ya es un poco del terreno del marketing político, no condiciona lo sustantivo.

ESCENARIO DE ELECCIONES

Estamos en época pre-electoral a nivel nacional y regional ¿cómo se están preparando en el PPC?, ¿piensan en alianzas?

Como PPC estamos trabajando para presentar candidatos y participar de las municipales y regionales, pero también entendemos que en las regiones hay un gran número de movimientos regionales y locales, que tienen su fortaleza, apoyo y adherentes, y tampoco nos cerramos a una opción de generar alianzas locales.

Y haciéndolas de analista ¿cómo ve el escenario?

Creo que pese a los defectos, a las fallas y retrasos para la ejecución de inversiones y realización de obras, este es un periodo en el que hay mucho recurso y ese recurso termina expresándose en obras y para la ciudadanía, obras son sinónimo de buena gestión. Entonces yo creo que la gran mayoría de alcaldes va a tentar la reelección y en una buena mayoría con opción ha ganar.

Hay quienes busca, de cara a las elecciones regionales, impedir victorias nacionalistas para evitar que eso le sirva como trampolín a Ollanta Humala. ¿Cree que es una estrategia válida, democrática?

Yo no creo que haya un efecto de que la sumatoria de logros locales y regionales termine determinando una elección nacional. Creo que la ciudadanía tiene muy claro lo que es la política local y regional. El escenario nacional requiere otras capacidades. Son procesos diferentes.

¿Cómo ve a Ollanta Humala?

Yo creo que va a ser un candidato de fuerza. Probablemente gane en primera vuelta pero estoy seguro que pederá en la segunda.

¿Con quién?

Con quien pase. Está llamado a perder ya sea con Lourdes, Castañeda, Keiko. Quien pase a la segunda vuelta le gana, pese a que el va a ser la primera mayoría o, mejor dicho, la primera minoría en primera vuelta.

Con alguien de la derecha

Los peruanos somos de centro derecha mayoritariamente. Los radicalismos, los extremos, ya sea de derecha o de izquierda no dan resultados. Ha sido así en los últimos años con Belaunde, Fujimori, Toledo, García y se va a repetir eso, el que se va a los costados tiene pocas opciones.