El gerente de salud AH1N1 que tiene Arequipa

16 julio 2009

gripeHoy en la mañana, el gerente regional de Salud de Arequipa, Miguel Alayza Angles, reportó 51 nuevos casos de personas con influenza A(H1N1). Vía la web de El Búho:

El gerente regional de Salud, Miguel Alayza Angles, informó esta mañana que Arequipa registró un total de 51 nuevos casos de influenza A H1N1 y dos nuevos pacientes fallecidos. Aunque se confirmó el deceso de uno de los enfermos por los estragos del virus, todavía falta aseverar si el otro individuo murió por las mismas causas.

Esta mañana, la ciudad de Arequipa sumó 51 pacientes con influenza AH1N1 y dos fallecidos. Según indicó Alayza Angles, las consecuencias de las muertes serían por los efectos del virus.

De acuerdo con lo manifestado por el funcionario del sector salud, los sujetos fallecieron en el hospital Carlos Seguín Escobedo, de Essalud, y el nosocomio Goyeneche.

Asimismo indicó que el servicio sanitario contabilizó 311 casos sospechosos y 50 muestras pendientes del temido mal. Sobre ello, expresó su preocupación, pues de la totalidad de tratamientos otorgados por Ministerio de Salud (Minsa) solo restarían 800 para ser usados.

Luego, Alayza recomendó suspender todo tipo de actividades masivas de aquí al 03 de agosto. Nadie le hace caso.

Desde el viernes, Alayza intenta hacer que se suspenda la misa por el inicio el año jubilar en la Arquidiócesis de Arequipa. La actividad congregará, este domingo, a 40 mil personas en el estadio de la UNSA. Nadie le hace caso.

La respuesta del Arzobispo de Arequipa, Monseñor Javier Del Río Alba, ha sido contundente: “No tenemos documento alguno emitido por autoridad competente que nos ordene suspender la actividad“.

Primer punto: Al Arzobispo no le falta razón. En las últimas 72 horas, las autoridades de Arequipa se han reunido “para evaluar” la situación y solo han emitido “recomendaciones”. No hay, hasta el momento, un documento emitido por quien corresponda, que declare la obligatoriedad de suspender reuniones masivas, como sí lo hubo, por ejemplo, en México.

Segundo punto: Ayer se congregaron miles en el desfile por el aniversario del colegio Independencia. Bien pegaditas, cientos de personas aplaudieron, sudaron, compartieron bichos y hasta chuparon de un mismo vaso  y nadie vio al gerentón de Alayza diciendo “esta boca es mía”. La respuesta de los medios fue publicar sendas crónicas a colores reportando lo pintoresco del evento.

Además ¿vieron tanto roche por el clásico U – Alianza?  ¿Alguien fastidió a los miles de peruanos que en plena gripe se mandaron al entierro de Alicia Delgado? ¿Por qué no cierran las discotecas? Cientos recibieron a la matadorcitas en el aeropuerto Jorge Chávez y sin mascarilla ¿qué miércoles hicieron para evitar ese gran conglomerado de gente? Gisela y la chola Chabuca animaron la inauguración de un centro comercial en Lima: 50 mil personas.

Entonces, si hay taaaaaaaaantas actividades que congregan muuuuucha gente, y nadie las suspende, resulta raro que se ejerza presión solo con las misas y en Arequipa. Si a ello le sumamos que Alayza no cree en Dios, es promotor del aborto y es un buen operador de las agendas feministas en la ciudad, la teoría que lanzó Monseñor Javier de que esto es dirigido, puede tener sentido.

Tercer punto: Si yo soy director de salud de la segunda región de un país y veo en riesgo la salud pública, lo que los cojones me mandan hacer es emitir un documento recomendando a mi instancia superior las medidas que considere necesario aplicar para que nada malo ocurra. Si no encuentro respuesta positiva ni respaldo político expresado a través de los medios de comunicación, pues agarro mis cositas y renuncio públicamente.

OJO QUE NO ESTOY MINIMIZANDO NADA. CREO QUE EL TEMA ES COMPLICADO, PERO ANTES QUE POR EL VIRUS EN SÍ MISMO, POR LA MALA RESPUESTA QUE TIENEN LOS SISTEMAS DE SALUD EN EL PERÚ.

Anuncios