Entrevista a una ex-feminista

19 octubre 2009

atualNaoAborto-1Hace algunas semanas se realizó en Arequipa un evento latinoamericano de acción por la mujer. Cubriendo las conclusiones, encontré el testimonio de Amparo Medina Guerrero, una ecuatoriana, ex miembro del Fondo de Población de las Naciones Unidas, ex-feminista y ex-militante de izquierda, que tenía mucho para decir sobre el tema del aborto. Aquí el diálogo publicado en la edición 38 del Quincenario Encuentro.

“Hay un feminismo comprado por organizaciones con mucho dinero”

Amparo Medina Guerrero es ecuatoriana. Militó, desde los 16 años, en grupos de izquierda. Ya profesional, recaló en el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Implementó políticas abortistas y convenció a muchas mujeres de que acaben con sus embarazos. Hoy, a sus 43 años, ha pasado al otro lado de la orilla convencida que el aborto no le soluciona ningún problema a la mujer y constituye un negocio rentable para un reducido grupo de personas e instituciones.

Muchos sectores plantean el aborto como un derecho, bajo la premisa de que la mujer es libre de decidir sobre su cuerpo ¿es cierto este argumento?

Todas las mujeres tenemos derechos, pero ello no justifica que le puedo quitar el derecho de nacer a otra persona que vive en mi vientre. Yo no puedo decidir sobre la vida de esa otra persona, y si bien este argumento sigue en avanzada, yo sé que lo más importante es reconocer el amor materno, que nos empuja a defender a todos los seres humanos. Eso es lo natural. Imagínate si en este momento viene alguien y quiere matar un niño, todos reaccionaríamos ¿cierto? Eso es lo importante.

Otra impresión que existe es que grupos feministas buscan apropiarse de la agenda sobre el aborto ¿qué piensas al respecto?

El feminismo que ha sido comprado por las organizaciones farmacéuticas, por organizaciones como la ONU que les entrega mucho dinero. Es un feminismo vendido a instituciones internacionales y al estar (las feministas) involucradas en un proceso de tipo económico, quieren generar toda una propuesta en torno al aborto como un derecho, desconociendo el dolor que causan a otras mujeres. Una mujer que abortó jamás olvida al hijo que mató. Las mujeres nos embarazamos de hijos, cuando abortamos, abortamos hijos…y ese dolor queda marcado en nuestro cuerpo y en nuestra mente.

Hablaste de mucho dinero involucrado ¿por qué?

Porque todo esto tiene que ver mucho con cuánto ganan en la venta de anticonceptivos, en la venta y promoción del aborto; incluso se vende en partes a los bebés abortados por el colágeno, para hacer jugos y cremas. El aborto es un gran negocio.

Tú has formado parte del Fondo de Población de las Naciones Unidas, acusado de implementar políticas anti-vida ¿Por qué saliste de allí?

Fue por haber evaluado el proyecto aplicado en el continente. Algunos técnicos habíamos dicho que la metodología no funcionaba. Es decir, en vez de bajar los índices de embarazo adolescente, los habíamos multiplicado; en lugar de bajar el número de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), las aumentamos –antes eran 5 en la región, hoy son 55–; y habíamos bajado la edad de inicio sexual de los chicos, de 16 y 17 años a 13 o 14 años. Entonces dijimos que la metodología no funcionaba, porque se invertía en salud reproductiva para bajar embarazos adolescentes, para bajar ETS, para bajar VIH, y logramos lo contrario.

Pero los programas persisten…no muchos pensaron como tú

Otro grupo de técnicos dijo ‘mientras a mi me paguen no me importa’ y el tercer grupo dijo –y hasta ahora se afirma– que como nunca antes se ha hecho una investigación al rededor del tema entonces por primera vez están apareciendo las cifras, dato que es irreal, porque cuando se planteó el proyecto se había hecho un estudio previo donde se habían sacado las cifras, y por eso aplicábamos el proyecto…

¿Qué hicieron?

Nos preguntamos qué había detrás de todo y cuando empezamos a investigar nos dimos cuenta que había miles y miles de dólares detrás de aquel proyecto.

Y entonces lo dejaste…

Salí y fue un primer paso. En otro momento tuve un acercamiento con una amiga mía que abortó. Una mujer líder, revolucionaria, que había estado en frentes de izquierda…cuando quedó embarazada decidió abortar porque creyó que no era el momento de ser madre. Luego fue una mujer que entró a la droga, alcohol, cayó en un nivel de promiscuidad altísimo. Allí descubrí el síndrome post-aborto, pero al primer año no supe como ayudarla. De hecho ella todavía no encuentra un camino para volver.

La experiencia te marcó…

Así es. Yo había ayudado a muchas mujeres a abortar, había ayudado a implementar políticas pro-aborto, pero cuando vives el aborto de cerca y ves cómo destruye a la mujer, te cuestionas y dices ‘esto no está bien’…y eso nos pasa a todas, a las convencidas del discurso pro-aborto, a las ateas, a las de izquierda. Cuando te das cuenta y vives la muerte tan de cerca, entonces dices ‘el aborto no funciona’.

Ahora has pasado “al otro bando” ¿A qué te dedicas actualmente?

Dirijo en Ecuador un proyecto que se llama “Acción Pro-vida”. Hacemos prevención de aborto, buscando mujeres y acompañándolas, diciéndoles la verdad sobre el aborto. Más o menos hay unos 3 mil niños salvados. Luego trabajamos en síndrome post-aborto y por otro lado impulsamos propuestas que eviten leyes pro-aborto.

¿Qué se siente estar ahora del otro lado de la orilla?

Es increíble. Ninguna mujer va a abortar con la mano en la cintura y una sonrisa en los labios. Cuando a una mujer la ves y le dices ‘aborta’, pues la ves acongojada. Cuando salen del abortorio, ves en ellas un dolor profundo…saben que adentro dejaron alguien que era su hijo y eso te marca el alma. Por el contrario, cuando a una mujer que quiere abortar le dices ‘espera, yo te ayudo’, es distinto. No he visto ninguna mujer que haya venido a mi oficina (de las 3 mil que pasaron por ahí) que me diga ‘por su culpa estoy mal’, al contrario, me dicen ‘gracias a usted mi hijo está aquí’. Eso es algo inenarrable…no tiene palabras.

**********

Esto no formó parte de la entrevista, pero lo coloco porque es importante. Sobre la propuesta de despenalización del aborto en el Perú

Anuncios

Algo más sobre el aborto “terapéutico”

30 junio 2009

bebéEstuve completamente desenchufado este fin de semana largo, así que leí tarde este artículo del Doctor Renzo Paccini sobre el aborto terapéutico.

Lo de este doctor en Bioética (una voz más autorizada que la de un periodista) fue preciso. Un gancho al hígado. KO técnico a lo Kina Malpartida.

El drama visible de ciertos casos límite —en los que está médicamente comprobado que la salud o la vida de la mujer embarazada está en riesgo— suscita emociones que llevan a algunos a confusión en torno a la licitud del crimen contra la vida que constituye el aborto provocado. Se cae así en visiones parciales que o se focalizan en la mujer embarazada o en el bebe en su seno, al momento de buscar soluciones.

No podemos ignorar el drama de la mujer embarazada que ve en riesgo su vida o su salud; tampoco, la realidad del ser humano vivo dentro del útero de la madre, porque caeríamos en el oscurantismo de ir contra lo que enseñan las investigaciones científicas médico-biológicas (…)

En la búsqueda de soluciones a los casos límite no podemos ignorar ni la vida de la madre ni la vida del hijo que es aún “no nacido”. Jamás una acción médica puede dirigirse a terminar con la vida de un bebe (…) Es diferente la situación en la que para salvar la vida de la madre se necesita una acción terapéutica que tendrá como efecto indirecto no deseado la muerte del bebe que lleva en su seno.

En la legislación peruana el aborto ha sido siempre un delito. El artículo 119 del Código Penal mantiene la condición de delito, aunque no lo sanciona; ello lo convierte en un delito no punible, no en un derecho.

Pueden revisar el artículo completo AQUÍ

La cosa queda clara, entonces. El aborto terapéutico es más un berrinche que una necesidad. Su aplicación no se justifica.

Por último, una cartita del doctor Bernard Nathanson, el ex-rey del aborto (75 mil muertes encima)  en la que, luego de su conversión, revelaba la estrategia que seguía, junto a todos los grupos abortistas del mundo, para tratar de justificar el asesinato de niños en el vientre de su madre. Les dejo un párrafo. La carta completa AQUÍ.

Nuestro primer gran logro fue hacernos con los mass-media; les convencimos de que la causa proaborto favorecía a un avanzado liberalismo y sabiendo que en encuestas veraces seríamos derrotados, amañamos los resultados de supuestas encuestas y los publicamos en los media; según ellas el 60% de los norteamericanos era favorable a la implantación de leyes permisivas del Aborto. Fue la táctica de exaltar la propia mentira y conseguimos un apoyo suficiente amañando el número de abortos ilegales que se producían anualmente en E.E. U.U.. Esta cifra era de 100.000 aproximadamente, pero la que reiteradamente dimos a los “media” fue de 1.000.000. Y una mentira lo suficientemente reiterada la hace verdad el público.

Cualquier parecido con la realidad peruana no es coincidencia.


La “Obama-manía” en Notre Dame

19 mayo 2009

obamaTan masiva como poco difundida ha sido la reacción de 3 mil estudiantes de la Universidad Católica Notre Dame por la entrega del Doctorado Honoris Causa en Derecho al presidente de los Estados Unidos Barack Obama.

No exageran. Desde el primer día de su mandato, Obama ha mostrado una actitud anti-vida muy agresiva, restituyendo los fondos gubernamentales para financiar el aborto en el mundo, apoyando la investigación con células madre y tratando a los grupos pro-vida como potenciales terroristas según un reciente informe de la secretaría de defensa de ese país.

Con tal comportamiento, es obvio que ninguna institución de la Iglesia puede reconocer en Obama a un digno receptor de distinsiones. Pero Notre Dame lo ha hecho pese al rechazo mayoritario y la protesta, entre otras, de Mary Anne Glendon, actual Presidenta de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales y Embajadora norteamericana ante la Santa Sede. Glendon rechazó una condecoración que Notre Dame quiso entregarle semanas atrás, en protesta por lo que esta universidad estaba por hacer con el presidente estadounidense.

Y surge una pregunta en medio de todo: ¿constituye  esta distinsión una muestra de que Obama es un fenómeno tan fuerte que es capaz de cambiar los paradigmas de los estadounidenses católicos? Todo parece indicar que no por varias cosas.

notredameUna reciente encuesta Gallup, realizada entre el 07 y 10 de mayo, revela que el 51% de norteamericanos se declara a favor  de la vida. Esto ocurre por primera vez desde 1995, cuando la firma incluyó esta pregunta en sus sondeos sobre valores y creencias. La opción “pro-choice” o “pro-elección” (eufemismo utilizado para evitar decir pro-muerte) alcanzó el 42%. ¿Cómo puede ocurrir algo así en un país atrapado por la “obamanía”?

En reciente columna, el analista político Martín Tanaka, escribe desde el mismo Notre Dame, lo siguiente:

Si bien en la mayoría de países europeos el desarrollo económico ha ido aparejado de menores niveles de religiosidad (también en los países de A. Latina), esto no ha sucedido en los EEUU, que tiene niveles de participación en actividades religiosas cercanos al promedio latinoamericano.

Uno esperaría que con un presidente demócrata tan popular los valores liberales estuvieran asentándose, pero no parece ser así.

Ergo, la religiosidad de los estadounidenses parece no estar en duda. Tanaka considera que la popularidad de Obama reside en su manejo de la crisis y le otorga algún crédito a la tesis de que la elección del primer presidente negro de los EE.UU. se produjo, básicamente, por el descalabro financiero de George W. Bush.

Por mi parte, aporto un argumento más. Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos estuvieron acompañadas de la votación sobre las uniones homosexuales. En California, el 90% de los electores de raza negra votó por Obama. De ellos, el 70% lo hizo también por la Proposición 8, que buscaba dejar establecido que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer, y no entre personas del mismo sexo. Y eso que el estado que gobierna terminator es considerado un “paraíso gay”.

Éstas son cosas que debemos dejar pasar sin analizarlas. El fenómeno Obama se afianza en la crisis financiero y se defiende en los medios. En Estados Unidos siguen vigentes los valores religiosos y la mayoría de personas es pro-vida aunque a su presidente no le guste para nada la idea.


Tu primer día de la madre

5 mayo 2009

img_4438Fue como ir a recoger la libreta. Sabía que abriendo el sobre, el número que debía aparecer tenía estar por encima de ciertos valores para que fuese verdad que aprobé y me quedara tranquilo. Algo así pero más grande fue lo que viví hoy por la mañana. Estaba nervioso, asustado. Pero fue el resultado más hermoso del mundo que nos dice que ¡será tu primer día de la madre! Así que, luego de la consulta al médico para que la ciencia certifique que nuestra alegría no era en vano, lo supimos, y lloramos.

Presto entonces, fui a la farmacia más cercana con la frente en alto y el pecho inflado:

-Un Vysineral Pro-Natal, por favor, que mi esposa está embarazada.

Será tu primer día de la madre. El señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.